sábado, 5 de noviembre de 2011

03. Taller 06. El relieve de la Península Ibérica

TALLER 6. LA PENÍNSULA IBÉRICA


6. LA PENÍNSULA IBÉRICA 
6.1. EL RELIEVE.
    La Península Ibérica está situada en el extremo sudoccidental de Europa. Está delimitada por el mar Cantábrico, el océano Atlántico y el mar Mediterráneo.
   El relieve peninsular se caracteriza por su elevada altitud media así como por su complejidad.
    La Meseta es la unidad del relieve central de la Península y también la de mayor extensión. 
  • En su interior se levantan el Sistema Central y los Montes de Toledo. 
  • Tres grandes cordilleras rodean la Meseta y la aislan del resto del territorio peninsular: la Cordillera Cantábrica, en el Norte; el Sistema Ibérico en el Este y Sierra Morena en el Sur.
  • Fuera del ámbito de la Meseta se hallan las alineaciones montañosas de los Pirineos, las Cordilleras Costeras Catalanas, las Cordilleras Béticas y el Macizo Galaico, 
  • Y dos grandes depresiones, la del Ebro, en el Este y, la del Guadalquivir, en el Sur.
        En cuanto al relieve de los archipiélagos, cabe diferenciar el de las islas Baleares, que puede considerarse una continuación del peninsular, del de las islas Canarias, muy accidentado y de origen volcánico

6.2. LOS RÍOS Y COSTAS DE LA PENÍNSULA.
    En la Península Ibérica los ríos se agrupan en tres vertientes, según el mar u océano en el que desembocan:
  • Ríos de la vertiente cantábrica. Los ríos de esta vertiente son cortos y llevan mucha corriente porque las montañas donde nacen están situadas muy cerca del mar Cantábrico, lugar al que desembocan. Además, estos ríos son caudalosos debido a que las lluvias en estas tierras son abundantes todo el año.
  • Ríos de la vertiente atlántica. Se trata de ríos largos, que nacen lejos de su desembocadura, en el océano Atlántico, y que reciben numerosos afluentes a lo largo de su curso. En general son ríos caudalosos, aunque sufren notables estiajes en verano.
  • Ríos de la vertiente mediterránea. Excepto en el caso del Ebro, son ríos cortos, de escaso caudal y muy irregulares. 
   Las costas son altas y poco accidentadas interrumpidas por amplios arcos de costas bajas y arenosas, como las del golfo de León, el de Valencia y el de Cádiz. Únicamente en las rías gallegas las costas son recortadas con zonas que sirven de refugio a la navegación.

RECURSOS: Para repasar te doy los siguientes enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada