jueves, 1 de septiembre de 2011

Unidad 10. Las civilizaciones fluviales: Mesopotamia y Egipto

TALLER 1. El marco geográfico

La escritura apareció hace más de 5.000 años en Mesopotamia. Este hecho es tan trascendental en la evolución de la Humanidad que es a partir de ese acontecimiento cuando los historiadores sitúan el nacimiento de la HISTORIA, pero, ¿Por qué surgió la escritura? 

1.1.DE LAS CIUDADES A LOS IMPERIOS
Las primeras civilizaciones de la Historia se desarrollaron en Mesopotamia, Egipto, India y China hace unos 5.000 años. Todas reciben el nombre de civilizaciones fluviales porque se desarrollaron a la orilla de grandes ríos: el Tigris y el Éufrates en Mesopotamia; el Nilo en Egipto; el Indo en la civilización india; y el río Amarillo en China. Las orillas de estos ríos estaban ocupadas por tierras muy fértiles y fáciles de regar, lo que provocó un gran desarrollo de la agricultura. El crecimiento económico produjo grandes cambios: la población aumentó y las hasta entonces pequeñas aldeas crecieron hasta convertirse en grandes ciudades con varios miles de habitantes.


De estas cuatro civilizaciones fluviales vamos a estudiar las que tenemos más cerca, Mesopotamia (tierra entre dos ríos, el Tigris y el Éufrates)  y Egipto, alrededor del Río Nilo. Las dos civilizaciones se desarrollaron simultáneamente.

Durante la Edad de los Metales aparecieron las primeras ciudades gobernadas por un rey. Con el paso del tiempo estos reyes fueron ampliando sus territorios. En algunos casos, pactaron la unión con pueblos vecinos o con otras ciudades para alcanzar mayor fuerza. En otros casos, la ampliación de los territorios se produjo mediante la guerra. De esta manera algunos reyes adquirieron mucho poder y lograron formar grandes imperios.

1.2. ¿CÓMO ERAN MESOPOTAMIA Y EGIPTO?

Las civilizaciones fluviales tenían tres características:
  • El poder político era fuerte. El poder se concentró en un rey, que dictaba las leyes, mandaba sobre el ejército y solía cumplir funciones religiosas. Para administrar y proteger sus posesiones, los reyes crearon un cuerpo de funcionarios y formaron grandes ejércitos.
  •  La sociedad estaba muy jerarquizada. La población estaba dividida en dos grupos muy diferenciados: una minoría de privilegiados, que eran los propietarios de la mayor parte de las tierras, las riquezas y los principales cargos públicos, y una mayoría sometida.
  • Se construían grandes obras. Los reyes potenciaron la construcción de canales, que permitían llevar agua a tierras hasta entonces secas, con los que las cosechas aumentaron. También edificaron grandes palacios, templos y tumbas para demostrar su poder.

1.3.¿POR QUÉ LAS LLAMAMOS CIVILIZACIONES FLUVIALES? LA RELACIÓN CON EL MEDIO

El ejemplo del Río Nilo en Egipto.
Aunque el imperio egipcio era muy grande, la población se concentraba en una estrecha franja de terreno situada a orillas del río Nilo. Esta franja se ensancha conforme el río se acerca a su desembocadura y acaba formando un amplio delta.

Más allá de estas tierras fértiles se extendían las "tierras rojas", es decir, el desierto donde casi no había animales ni plantas. Allí solo vivían pequeñas tribus nómadas y algunos campesionos que se concentraban en torno a los oasis. Pero este territorio también tenía su importancia, ya que servía como defensa natural frente a invasiones de países vecinos y de allí se extraían metales preciosos y piedras para las construcciones.

Cada primavera, en las tierras donde nace el Nilo se producen lluvias torrenciales que alimentan su caudal. El río experimenta una mansa y poderosa crecida que inunda todas las tierras a sus orillas. En octubre se inicia la retirada de las aguas y queda un limo negro que fertiliza los campos de cultivo.


Los Egipcios aprendieron a controlar estas crecidas. Para ello construyeron diques y canales para contener las aguas, almacenarlas y distribuirlas por las tierras circundantes. Así aumentó la superficie cultivable y creció la producción agrícola.






INUNDACIÓN De junio a septiembre


INUNDACIÓN De junio a septiembre






RECOLECCIÓN De febrero a junio
1.4 ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA ESCRITURA?

La escritura surgió en las ciudades mesopotámicas hacia el 3500 a.C. y en Egipto sobre el 3.000 a.C.Los funcionarios y sacerdotes tenían necesidad de controlar la propiedad de las tierras, las cosechas, los impuestos, etc., y comenzaron a hacer anotaciones para llevar la contabilidad.
Los reyes utilizaron sistemas de escritura para escribir órdenes, fijar leyes y redactar códigos.
La escritura sumeria es la más antigua, y hoy se cree que se trata de una lengua emparentada con el grupo turanio, de donde vienen el turco, el finlandés y el mongol.
Poco después, comenzaron a registrarse por escrito también otros asuntos. Aparecieron así los libros sagrados, los libros de ciencia y las primeras obras literarias. La importancia del descubrimiento de la escritura fue tan grande que es a partir de ese acontecimiento cuando los historiadores sitúan el nacimiento de la Historia.
Las primeras formas de escritura eran pictográficas, es decir, se dibujaba un símbolo o pictograma que representaba un objeto o un concepto. Con el tiempo los signos fueron simplificándose y dieron lugar a la escritura cuneiforme, con forma de cuña.



¿Cómo se realizaba la escritura cuneiforme? Se realizaba haciendo incisiones con punzones sobre tablillas de arcilla húmeda, en las que quedaban impresos los signos. Luego se dejaban secar al sol para endurecerlas. Conocer todos los signos era una tarea difícil reservada a los escribas.


 

Los egipcios usaban otra escritura basada en jeroglíficos, unos representaban palabras y otros sonidos concretos. Era una escritura compleja y artística que se utilizaba para decorar templos y tumbas.



Esta escritura también fue evolucionando y los pictogramas se fueron convirtiendo en signos, para escribir documentos no era necesario que los símbolos fueran tan artísticos.



Un signo jeroglífico como un pájaro  hecho muy despacio sobre una tabla de arcilla se convierte en este otro símbolo   escrito de manera más rápida sobre un papiro, aparece la escritura demótica, con un alfabeto primitivo que dio lugar al que usamos en la actualidad, alrededor del año 1.200 a.C.

¿Cómo se escribe tu nombre en jeroglífico? Pincha aquí

TALLER 2 POLÍTICA Y SOCIEDAD EN LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Para gobernar territorios tan extensos como Mesopotamia y Egipto se necesitaba un poder único y muy fuerte, un poder absoluto, representado por los reyes en los distintos pueblos de Mesopotamia y los faraones en Egipto.

2.1.EL PODER DEL FARAÓN
La organización del Estado Egipcio estaba dominada por un rey, el faraón, que tenía un poder absoluto. Era el dueño de todas las tierras, el símbolo de la unidad del país y un dios para sus súbditos. Su autoridad era incontestable.
El faraón garantizaba el orden y la justicia. Su poder se basaba en el control y dirección de las obras de canalización e irrigación de las tierras, y en el monopolio del comercio exterior.
Para desempeñar su trabajo se basaba en funcionarios que administraban su territorio y hacían cumplir las órdenes del faraón. El otro gran pilar de su poder era el ejército, del que era el jefe supremo. Los soldados protegían el territorio de egipcio contra los enemigos exteriores y preservaban el poder del faraón de las revueltas internas.

2.2. LOS PRIVILEGIADOS
Los altos funcionarios, como los gobernadores, los jefes del ejército y los sacerdotes, constituían la clase social más importante, eran la nobleza. Poseían grandes territorios y enormes riquezas. Aunque el faraón era el propietario de todo el país, para atraer la fidelidad de los nobles o como recompensa a sus servicios, les regalaba tierras y les favorecía con cargos y regalos.
  • Para atender los innumerables templos del país existía una casta de sacerdotes que dirigían los ritos religiosos, practicaban ciencia (observaciones astronómicas, cálculos matemáticos, etc.), dominaban la escritura jeroglífica y administraban las tierras del templo.
  • Casi nadie sabía leer y escribir, por lo que los escribas eran considerados unos privilegiados. Conocían todos los secretos del cálculo y en Egipto, eran los únicos capaces de calcular los impuestos, asegurar las labores de construcción e irrigación, organizar el ejército y transcribir las órdenes del faraón.
En estas dos web puedes ver cómo era el mundo de un escriba en Mesopotamia y Egipto, muestran tablillas con escrituras que se encuentran en el Museo Británico.
           
2.3. EL PUEBLO
El resto de las personas podían ser libres, si tenían derechos, o esclavos, que carecían de ellos y eran tratados como si fueran cosas.

  • Los campesinos constituían la mayoría de la población. Aunque eran libres, estaban ligados a la tierra, que pertenecía al faraón, a los nobles o a los templos.
  • Los artesanos realizaban esculturas y cerámicas, elaboraban el papiro sobre el que se escribía y el lino con el que se hacían vestidos y fabricaban objetos de metal. Los comerciantes compraban madera, minerales y perfumes en las tierras lejanas y los vendían en las ciudades.
  • Los esclavos eran sobre todo prisioneros de guerra. No tenían derechos y la mayoría era propiedad del faraón, que los utilizaba para trabajar en las obras públicas, las minas y el ejército. Su número era reducido.




La cosecha de trigo (arriba)
Vendimia y pisado de uvas.  Tumba de Nakht (Najt)  Dinastía XVIII (abajo)
  • Las mujeres en Mesopotamia eran propiedad de los varones y si trabajaban cobraban un salario que era la mitad del de un varón adulto. En Egipto, sin embargo, las mujeres podían heredar y tener propiedades, vender y comprar bienes e incluso divorciarse.

Juguete y El enano Seneb junto a su esposa y sus hijos

La mayoría de las egipcias se dedicaba al cuidado de la casa y de los hijos y también realizaban otros trabajos: fabricaban tejidos, elaboraban pan, ayudaban a las tareas del campo y ejercían de sirvientas en las casas más ricas. Hubo casos de mujeres que accedieron al trono del faraón como por ejemplo Hatshepsut, que en sus retratos aparece luciendo la típica barba sagrada de los faraones y Cleopatra.
Reina Hatshepsut con la barba sagrada de los Faraones

2.4. LA ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL EN MESOPOTAMIA: EL CÓDIGO DE HAMMURABI. 
El Código de Hammurabi es el primer conjunto de leyes de la historia. En él el rey Hammurabi enumera las leyes que ha recibido del dios Marduk para fomentar el bienestar entre las gentes. Fue tallado hacia el 1800 a.C. en una estela de basalto de más de dos metros de altura. Establecía un castigo igual al crimen realizado (ley del Talión: ojo por ojo, diente por diente). Está escrito en caracteres cuneiformes.

  • Si un hombre acusa a otro hombre de homicidio sin tener pruebas, será ajusticiado
  • Si un hombre ha cometido un robo, será ajusticiado.
  • Si un hijo pega a su padre le será cortada la mano.
  • Si un hombre arranca un ojo al hijo de otro hombre, le será arrancado un ojo.
  • Si se declara un incendio (fortuito) en la casa de un señor y (si) un señor que acudió a apagarlo pone los ojos sobre algún bien del dueño de la casa y se apropia de algún bien del dueño de la casa, ese señor será lanzado al fuego.

Si quieres ver el resto de las leyes del código de Hammurabi puedes visitar esta página




TALLER 3. LA ECONOMÍA Y LA VIDA COTIDIANA
La mayoría de la población egipcia era campesina y vivía en pequeñas aldeas a orillas del Nilo. Los más ricos y privilegiados los hacían en residencias construidas en piedra y ladrillo que solían estar rodeadas de un muro alto. Los campesinos habitaban sencillas viviendas construidas, primero con cañas y barro, y más adelante con adobe.

3.1. LA VIDA EN LAS CIUDADES
Las ciudades eran escasas y su función principal era ser el lugar de residencia del faraón y los nobles. En ellas se reunían comerciantes de todo Egipto y se encontraban artesanos de los más variados oficios. 
La familia tenía una gran importancia en Egipto, el padre y la madre cuidaban de los hijos, les aseguraban el aprendizaje de un oficio y concertaban su matrimonio. Las hijas debían cuidar de los padres ancianos y garantizarles su momificación y entierro.
En las ciudades se celebraban mercados al aire libre donde acudían los campesinos, los artesanos y los comerciantes a vender productos. En Egipto se usaba el trueque, es decir, se cambiaban unos productos por otros, no se usaba el dinero.

En Mesopotamia hubo ciudades importantes, pero sin duda la más conocida es Babilonia, una de las ciudades míticas de la antigüedad. En la época de mayor esplendor la ciudad estaba rodeada por murallas en la que se abrían numerosas puertas, entre las que destacaban las puertas dedicadas a la diosa Isthar. Había casas pequeñas y grandes templos, entre ellos un zigurat que recibió el nombre de torre de Babel. 
Lo que más le llamó la atención a los pueblos que la visitaban eran los jardines colgantes, considerados una de las siete maravillas del mundo antiguo.
En el momento de su máximo esplendor, Babilonia era la ciudad más grande y poderosa del mundo. Sin embargo, fue considerada por sus pueblos vecinos como un lugar maligno, alejado de lo que ellos consideraban el bien y de los verdaderos dioses. Esta imagen ha llegado hasta nuestros días gracias a los escritos bíblicos. En ellos se presenta a Babilonia como un lugar terrible y a sus habitantes como locos que no conocen los límites de lo que pueden llegar a construir.

En la Biblia se cuenta que en Babel (Babilonia) sus pobladores quisieron construir una torre que llegase al cielo, hasta la morada de los dioses. Para que no lo consiguieran, Dios les hizo hablar en lenguas diferentes, y al no comprenderse se separaron y dejaron sin terminar la torre que quedó como un ejemplo del orgullo humano.
El relato mítico de la Biblia les servía a los judíos para explicar la razón de que hubiera tantos idiomas diferentes en el mundo, ya que les parecía que tanta confusión debía de ser un castigo divino. Babilonia, que atraía a gentes de muchos lugares, era en aquel tiempo un lugar de mestizaje, como lo son las grandes ciudades actuales. Además, en Mesopotamia se construían templos en enormes edificios con forma de torre, llamados zigurats.

Dibujo de las puertas de Isthar en la entrada a Babilonia

Las puertas de Isthar se encuentra en un museo de Berlín en la actualidad.


Las puertas de Isthar en 1932.

  Reconstrucción de una parte de las ruinas de Babilonia.



3.2. LA VIDA EN EL CAMPO
Los campesinos se alimentaban de lo que cultivaban: cereales, hortalizas y frutas. Con las uvas fabricaban vino y con la cebada hacían cerveza, su bebida favorita. También había animales domésticos, de los que obtenían distintos productos. La dieta era muy sencilla, el pan y la cerveza como alimentos básicos, a los que añadían pescado seco, lentejas y guisantes. Usaban miel y dátiles para endulzar y hacer pasteles.
Las familias estaban formadas por una pareja y sus hijos. Todos trabajaban. Los hombres araban, las mujeres sembraban y ambos recogían la cosecha.
Su trabajo era muy duro. La mayoría de las herramientas se parecían a las de épocas anteriores: hoces de piedra, madera o bronce, azadas y arados tirados por bueyes.
Durante la temporada de crecida del Nilo, los campesinos eran reclutados por el faraón para participar en la construcción de las pirámides y otros edificios.


¿Por qué sabemos que los Egipcios bebían cerveza? Como curiosidad puedes observar las operaciones para la fabricación de la cerveza escritas en jeroglífico.

  Moler el Grano
  Amasar la pasta
 Brasear
 Filtrar cerveza
 Preparar cerveza
Fabricación de cerveza











TALLER 4. RELIGIÓN Y ARTE EN MESOPOTAMIA Y EGIPTO
4.1 MESOPOTAMIA
Su nombre hace referencia a los ríos Tigris y Éufrates, ya que Mesopotamia significa «entre ríos» en griego, y ocupaba la zona donde hoy se sitúa Irak. Allí aparecieron las primeras ciudades, la escritura, y se desarrollaron grandes civilizaciones, que fueron heredando y adaptando sucesivamente la religión y los dioses de sus predecesores. Las religiones de Mesopotamia han influido, además, en nuestra cultura, ya que en los relatos de la Biblia se incluyen referencias a mitos mesopotámicos tan famosos como el del diluvio.

El zigurat, con su forma que se elevaba hacia el cielo, llevó a los judíos a imaginar el mito de la torre de Babel. Realmente se trataba de una construcción que parece que cumplía un cometido religioso y servía como observatorio astronómico.
Los más antiguos relatos míticos de la humanidad que conocemos surgieron en Mesopotamia. Tienen forma de poemas en los que los protagonistas son dioses y también mortales que buscan algún tipo de gloria como la máxima sabiduría o la inmortalidad. En ellos se nos cuenta cómo se creó el universo, cómo fue creado el ser humano, los castigos a los que fue sometida la humanidad por molestar o no obedecer a los dioses y las luchas que mantuvieron los propios dioses entre sí. Estas historias servían para explicar el mundo, su origen y la organización de la sociedad.
El Poema de Gilgamesh, uno de los relatos más destacados, cuenta las experiencias de este joven rey de la ciudad de Uruk. Era el hijo de una diosa y un mortal y fue en busca de la inmortalidad. En esta búsqueda, Gilgamesh habló con muchos dioses y la diosa Ishtar se enamoró de él, por lo que conoció secretos ocultos hasta entonces para los mortales. Se convirtió en el ideal de héroe para todos los mesopotámicos y el primer héroe con nombre de la literatura mundial.
En Mesopotamia encontramos muchos seres imaginarios: leones alados con cabezas humanas, caballos con picos de aves, entre otros, fueron algunas de las creaciones mesopotámicas.
     
Animal alado en un friso de Susa

León alado del Palacio de Asurbanipal

 Toro alado del Palacio de Khorsabad

 Columna de Persépolis, Irán.


Los mesopotámicos fueron grandes constructores, pero como construían con ladrillo y adobe, quedan pocos restos de sus edificaciones. En ellas usaban arcos y bóvedas, dos elementos constructivos que ellos inventaron.
Arco de medio punto y bóveda de cañón 





                         













4.2. LOS DIOSES DE EGIPTO
La religión egipcia era politeísta, es decir, creían en muchos dioses. Su dios principal era el Sol, llamado Ra, otros dioses importantes eran Isis, Osiris y Horus (dios de los embalsamadores). 

 Dios Sol-Ra. Era el dios principal

Osiris era el dios de los muertos e Isis era la diosa de la fertilidad. Del matrimonio de ellos dos nació Horus, dios de la guerra.


En esta web puedes encontrar unos cuentos y leyendas que hablan sobre los dioses del antiguo Egipto.

La religión egipcia prometía una vida después de la muerte. Para ellos, los seres humanos estaban formados por un cuerpo y un alma (el ka). Cuando el cuerpo moría, el ka pasaba a la vida de ultratumba, pero, para ello el cuerpo debía permanecer incorrupto, había que momificarlo.

Anubis realizando el proceso de momificación


Los difuntos debían presentarse ante el Tribunal de Osiris, que juzgaba su vida terrenal. Para superar este juicio, se colocaba en la tumba un ejemplar del Libro de los Muertos, recopilación de reglas de cómo tenía que comportarse el difunto ante el Tribunal. Si el difunto superaba el juicio, podía entrar en el más allá, donde reanudaba sus actividades cotidianas.

El juicio de Osiris


4.3. LA ARQUITECTURA EGIPCIA: EL TEMPLO, MORADA DE LOS DIOSES
Los egipcios construían templos para que sirvieran de vivienda a sus dioses. Como pensaban que los dioses eran inmortales, utilizaron la piedra como material de construcción, ya que resistía mejor el paso del tiempo que el ladrillo de barro cocido.
El arte egipcio se caracterizó por seguir unas reglas fijas e inamovibles, con una arquitrabada, sin arcos ni bóvedas. Los edificios se realizaban en piedra y se decoraban profusamente con grabados, esculturas y pinturas.
Todos los templos egipcios se construyeron con una estructura muy similar: avenida de esfinges, obeliscos, dos pilonos a la entrada, recinto amurallado, sala hipóstila y Santuario.
Sólo el faraón y los sacerdotes tenían acceso al santuario del templo. 


4.4. LA ARQUITECTURA EGIPCIA: LAS TUMBAS DE LOS FARAONES
Las primeras tumbas egipcias eran unas sencillas construcciones rectangulares y de escasa altura llamadas mastabas.


De la superposición de mastabas nacieron las pirámides, entre las que destacan las de Keops, Kefrén y Micerinos, en Gizeh. Para proteger el reposo de los faraones e impedir el pilllaje, las entradas de las pirámides estaban escondidas.


Pirámides de Micerino, Kefren y Keops.
El miedo a los frecuentes saqueos y robos en las tumbas hizo que, en el Imperio Nuevo, los faraones prefirieran enterrase en hipogeos. Los hipogéos son tumbas subterráneas excavadas en la roca.









2 comentarios: